Hábitos,  Lifestyle

Meditación

Existe mucha información sobre la meditación y sus beneficios. Si colocamos en Google la palabra meditación podemos obtener cerca de 31.400.000 resultados. Mucha y muy buena información sobre sus orígenes, diferentes técnicas y tipos. No me parece muy interesante hablar en este post sobre ello. Lo que sí podemos conversar es sobre la paz, el bienestar y la felicidad que trae la práctica de la meditación y cuál es la razón.

time to find inner peace TLV 2020 @morshanik

Durante la meditación accedemos a nuestro verdadero SER ya que traspasamos las diferentes capas de la existencia (en Yoga se llama Koshas) que son como capas de cebolla que esconden lo que en realidad somos.

Cuando meditamos nuestro cuerpo físico (primera capa) está libre de movimiento, nuestro cuerpo energético (segunda capa) se encuentra alineado a través de la respiración abdominal consciente, nuestra mente (tercera capa) encuentra la calma a través de la abstracción de los sentidos y la respiración, nuestro intelecto (cuarta capa) se encuentra inalterado a través de la calma mental y así accedemos a la envoltura espiritual (quinta capa), lo que realmente se encuentra escondido y que ES lo que realmente somos.

Es, en este centro, donde radica la capacidad de ser felices, esa felicidad que no depende de lo externo y donde se encuentra la paz y el bienestar real. Es allí cuando el cuerpo se entrega a un placer inmenso, la mente fluye sin apuro, la respiración y la energía (prana) fluyen sin dificultad y el intelecto entiende TODO.

Mi experiencia con la meditación fue transformadora. En mi carrera profesional me vi enfrentada a muchas situaciones de stress y competencia. Desde que aprendí a meditar, mi conducta frente a este tipo de situaciones cambió de manera natural, obteniendo resultados sin necesidad de confrontación y con mejores resultados. Fue algo muy sutil, pero perceptible. Otros incluso se daban cuenta de mi cambio, cuando yo aún no lo percibía.

Vivir tu vida desde un espacio de paz, calma y felicidad ¿Podría existir otra razón para que incluyamos la meditación como hábito de vida?

Texto en colaboración con @marines.monserrat

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *