Dieta,  Hábitos,  Lifestyle,  Nature,  Salud

Comida Real

¿Has escuchado alguna vez, que es la comida real? Si buscas estar saludable y sigues algunas cuentas de salud, sabrás de comida real o real fooding como se le llama a la tendencia. Y la idea es muy básica, volver a nuestros orígenes, donde no teníamos tantas opciones de supermercado (comidas procesadas) y comíamos básicamente lo que provenía de la naturaleza. Es cambiar todos los malos hábitos adquiridos, y darle a nuestro cuerpo lo que realmente lo nutre y llena de energía.

¿Pero por que los procesados son tan malos?

La industria alimenticia busca resultados económicos. Con el tiempo, han encontrado sustancias que alargan la vida de anaquel de los productos o les dan su sabor característico. Todos estos añadidos son químicos y tóxicos que son dañinos para tu salud. Piensa un poco: si haces unas galletas, una salsa, preparas un atún natural en tu casa ¿Cuántos días te dura en la nevera? ¿Quizás de 4 a 5 días? Revisa cuanto tiempo tiene de vida útil unas galletas empacadas, una salsa en lata o un atún. ¡Muchas veces hasta 4 años! Es insólito. Nos comemos un atún que lo sacaron del mar hace 4 años. ¿Como pueden estos productos darnos los nutrientes que nuestro organismo necesita si han sido modificados tanto que pueden durar 4 años guardados en un empaque?

Y no solo es conservación, es sabor, es calidad de los ingredientes. Para industrializar y hacer los alimentos en grandes cantidades a una menor estructura de costos, procesan los alimentos a tal magnitud que tienen que añadirles vitaminas y minerales, para que realmente sirvan como alimento, porque han perdido todas sus cualidades originales. ¿Por qué crees que a los cereales que comen los niños les agregan vitaminas? Por que el resto del contenido no sirve para nada, es solo harina y azúcar.

Yo te invito a incluir comida real en tu mesa: frutas, vegetales, carnes magras de preferencia orgánicas, granos, al menos el 80% del tiempo.

Me encanta esta regla de pareto, funciona para muchas cosas. El otro 20% utiliza productos que te hagan más fácil la vida, pero que sean lo menos procesados posibles. Consulta muy bien las etiquetas y revisa que no tengan más de 5 ingredientes y que todos los puedas entender. Si no, no lo compres.

Por último, entre la comida real, muchas veces escuchas hablar de lo orgánico. Si es cierto, que es un poco más costoso que los alimentos que compramos en los supermercados, por lo que si no puedes adquirirlos, trata de buscar mercados de pequeños agricultores, granjas, huertos, pesca de alta mar, que aunque no estén certificados orgánicos, sus procesos no son los mismos que los de los grandes supermercados. Recuerda que siempre buscarán que los alimentos duren más tiempo, por ejemplo, a los vegetales les añaden una capa de cera, para mantenerlos y que se vean más apetitosos.

La tendencia de la comida real vino para quedarse. Cada vez hay más consciencia y mientras tomemos como consumidores mejores decisiones, las empresas tendrán que mejorar sus procesos y ofrecernos mejores productos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *