Hábitos,  Lifestyle

¿Que son los Hábitos y porqué son importantes?

Los HÁBITOS son elecciones que repetimos constantemente; podemos tener buenos y malos hábitos. Si tomamos el ejemplo de cepillarnos los dientes, ese es un hábito que tenemos instaurado desde pequeños por repetición. Entonces, así como instauramos ese hábito por repetición, debemos ser conscientes de que hábitos queremos introducir a nuestras vidas y comenzar a repetirlos, ojalá sustituyendo otros hábitos que no son buenos.

Así como te di el ejemplo del cepillado de dientes, todo hábito que comiences HOY, será el reflejo de lo que será tu vida en el futuro. Si comienzas a sustituir hoy los refrescos por agua natural, te aseguro que en pocos meses veras un cambio importante en muchos aspectos de tu vida: puedes perder algo de peso, sentir menos ansiedad por el azúcar, mejorarás tu piel, te sentirás más concentrado y seguramente con más energía. Si tomas buenas decisiones hoy, tu futuro lucirá más brillante. Además, con un cambio viene otro, tu cuerpo te pedirá otras cosas, pues serás +consciente y verás mejoras multiplicadas en otras áreas de tu vida.

Pero me vas a decir que cambiar hábitos es complicado. Pues sí, es una decisión que requiere algo de voluntad y repetición. Pero sobre todo de que tengas muy claro tu propósito al cambiar este hábito: Supongamos que quieres comenzar a hacer ejercicio. Tu único propósito quizás es perder peso. Es un buen propósito, pero a veces, cuando el proceso se hace difícil, te comienzas a decir a ti mismo, que ya estas así, que te quieren de esa forma, que quizás no es tan importante. Necesitas algo más, algo que te saque de la cama en la mañana, para caminar esos 30 minutos diarios que te propusiste. Necesitas retarte con un propósito que te mueva, quizás para ti es verte en 10 años saludable y disfrutando de tus hijos sin enfermedades, o corriendo un maratón, dar el ejemplo a tu hija que va por el mismo camino de sobrepeso, etc.

También necesitas un método:

1.- Cambia un hábito dañino por uno bueno. Reemplaza. Es el ejemplo del refresco por el agua. O cambias un cigarrillo por una taza de té. La idea es que por supuesto estos reemplazos sean algo mejor de lo que vienes haciendo.

2.- Modifica un hábito a la vez. No quieras hacer demasiados cambios juntos o puede que te frustres al no poder lograrlo. Uno a la vez, pero a paso firme.

3.- Repite. La clave está en la repetición. Puedes llevar un diario, para asegurarte que lo logras todos los días. Ten notas por toda la casa recordándotelo. Pon recordatorios en tu teléfono. Visualiza cual es el propósito del cambio con frecuencia.

Me encantaría trabajar contigo en alcanzar tus metas. Soy Coach en cambio de Hábitos y puedes contactarme por acá para ayudarte a hacer los cambios necesarios, ya sea en alimentación, estilo de vida, movimiento, maximizar tu energía, o acompañarte en las modificaciones que requieres para sanar alguna enfermedad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *